GTD con Obsidian: Planteamiento inicial

Haciendo lista
Free image of «Pen Writing» by Hussein Afzal

Hoy voy a comenzar una serie poniendo las bases de por qué he decidido mover mi GTD a Obsidian y cómo lo estoy haciendo.

La verdad es que, desde que Obsidian se ha convertido en mi herramienta fundamental, me siento incómodo con mi GTD en Todoist. El motivo de esta incomodidad es la fricción que me implica tener el material de soporte y referencia en un lado y mis listas en otro.

He probado el correspondiente plugin, pero la verdad es que no le veo gran sentido desde el punto de vista de los hábitos de GTD.

Por qué el cambio

Un comentario del grupo de Telegram de Aprendiendo GTD me impulsó a actuar y olvidarme de algunos requisitos que en mi actual situación no son prioritarios. Este fue el comentario:

Yo no llevo mi sistema GTD en el teléfono … lo que pasa es que se nos ha generado una falsa necesidad y por eso andamos buscando la justificación para poder acceder a todo desde todas partes …

Antonio José Masiá

A pesar de este texto, la entrada me resistia a hacerlo, sobre todo tras leer Resistir la tentación, de David Sánchez.

Sin embargo leer a quien fue mi maestro me trajo a la mente los aprendizajes de la Formación Oficial de GTD – Nivel 1, y ante el proyecto de abordar en este trimestre el Nivel 2, me ha parecido pertinente aborda el cambio.

Pruebas iniciales

Un antiguo profesor mio de informática tenía un dicho, que siempre me aplico, sobre todo cuando oigo el término sobrecomplicar, que decía así:

«Los informáticos somos unos vagos redomados que nos esforzamos una barbaridad para trabajar menos»

Lo comento por que para mí es la conclusión obvia, tras revisar los plugins orientados a la gestión de tareas, e incluso a aplicar la propia metodología GTD. Todos ellos me han recordado esto:

Muchas de las soluciones de software hacen que GTD parezca mucho más complejo de lo que realmente es.

Es por eso que inicialmente me centré en buscar algo que pudiera simplemente usar y valoré un par de plugins que parecían prometer:

  • El Obsidian tq resulta un plugin interesante en su planteamiento, ya que genera una nota por cada ‘tarea’ definiendo sus variables en el YAML. Su enfoque recuerda mucho a todo.txt pero me parece que su flujo interrumpe la forma de interactuar con Obsidian que uso en la que el ratón está muy poco presente y además añade algún paso más a los flujos de trabajo.
  • El Obsidian GTD tiene muy buena pinta, se basa en etiquetas, pero las listas que organiza se me quedan cortas y los flujos no me terminan de resultar cómodos.

Principios generales

Mi planteamiento parte la base de que un sistema GTD debe ser fundamentalmente Simple y Fiable. Cualquier consideración contraria a estos principios debe llevarme a desestimar la idea.

Siempre he pensado que la mejor aproximación es la más cercana posible a una libreta de papel.

Esta el la principal razón de por qué he decidido mover mi GTD a Obsidian, por que es una herramienta ideal para trabajar cómo en papel.

Para implantar GTD en Obsidian basta abrir una nota por Categoría Organizativa y poner en ella cada lista y, si es necesario, asociar una nota a cada elemento de la lista como material de apoyo, no hay más.

Antonio Simón

Conclusión

Para terminar os dejo esta reflexión que no debe perderse de vista:

El núcleo de la gestión en GTD es disponer de las listas, mínimas pero necesarias, y establecer los hábitos de revisión apropiados para cada uno de los diferentes niveles de abstracción.

Antonio Simón

Con esto en mente, me he creado el siguiente conjunto de listas y con este planteamiento resultan muy fáciles de procesar y administrar en Obsidian.

  • Calendario
    • Recordatorios
    • Información de acciones con fecha concreta
  • Listas sin fecha
    • Proyectos
    • Siguientes Acciones
    • A la Espera
    • Algún día/Tal vez
  • Archivo – para material de apoyo y referencia –
    • Físico
    • Digital
  • Papelera

A lo largo de la serie las iremos revisando una por una.

También os comento en algunos casos usaré el apoyo del plugin Dataview, del que hablaré próximamente, y que iremos revisando una por una.

Hasta pronto, no olvides:

Aprender a organizarte con GTD no es difícil. Necesitas desarrollar una serie de hábitos y apoyarte en un sistema de organización sencillo y muy potente.

Jordi Sánchez

Comenta la entrada para que el Blog pueda mejorar:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Ir al contenido